Personas Altamente Sensibles

pas.jpg

PAS

Acrónimo para Persona Altamente Sensible. Es un rasgo de la personalidad que tiene evidencia neurobiológica de mayor sensibilidad ante los estímulos del entorno.

La investigación reciente de la dra. Elaine Aron la llevó a distinguir cuatro características esenciales, que una PAS debe reflejar:

1. Reflexionar de manera profunda sobre la información recibida.

2. La tendencia de sobre-estimularse o de saturarse con dicha información.

3. Una fuerte emocionalidad ligada a una gran capacidad empática.

4. Una elevada sensibilidad sensorial especialmente en cuanto a “sutilezas“.

Para ser considerada PAS, se deben cumplir con estos cuatro criterios.

Alguna vez te has sentido como un globo volando sobre un mundo lleno de alfileres?⁣
Yo sí. Durante mucho tiempo no supe por qué me pasaba eso. Simplemente he sido la rara, la diferente, "la especialita".⁣
⁣Esto me generaba mucha ansiedad y tristeza porque deseaba encajar en un escenario en el simplemente no podía permanecer durante mucho tiempo seguido. Pero claro, el mundo es así, un erial lleno de alfileres, de ruido, de mentiras aceptadas, de dobles intenciones. Eso no se puede cambiar.⁣

Cuando leí por primera vez los estudios que hablaban de las PAS (personas altamente sensibles), puse toda esa información en cuarentena a pesar de que su descripción era una radiografía exacta de mi mapa interior. Por fin sentía que de alguna manera ni era la única (se estima que somos el 18% de la población mundial) ni era anormal, pero ¿esta información tenía aval científico o era solo una suerte de horóscopo emocional más?⁣

Bueno, van pasando los años y parece que sí, que existen correlatos biológicos que sugieren una arquitectura cerebral tanto anatómica como fisiológicamente característica para las PAS.⁣ Recientemente (2014), estudios realizados en el departamento de neurociencia de universidad de Nueva York revelaron que las PAS muestran:

► Sobreexitación en las áreas neuronales relacionadas con las emociones y con la interacción: mayor empatía.
► Actividad de las neuronas espejo continua y muy destacable desde la infancia.
► La ínsula (relacionada con el sistema límbico, una estructura básica en nuestras emociones) presenta mayor actividad sináptica.
► Un umbral más bajo a muchos estímulos físicos como luces intensas o sonidos fuertes, activándose incluso las estructuras cerebrales relacionadas con el dolor.

Parece que las personas altamente sensibles poseen un sistema neurosensorial más agudo, más fino. Han desarrollado una arquitectura especial de su sistema nervioso por el cual los diferentes estímulos que llegan desde el exterior son captados de un modo muy intenso: sienten de una manera distinta y más profunda aquello que sucede en su vida. Pero no solo eso. Además:

La persona altamente sensible se suele sentir:

  • Afectada por luces brillantes, olores fuertes y ruido en general.

  • Abrumada por un exceso de trabajo y masas de gente.

  • Insegura y tímida.

  • Conmovida por las artes y la naturaleza.

  • Dolida por el sufrimiento ajeno.

  • Llamada a ayudar a los necesitados.

La persona altamente sensible suele tener:

  • Una gran facilidad para enamorarse.

  • El umbral de dolor bastante bajo.

  • Dificultad para mantener sus límites personales y para decir “no”.

  • Tendencias perfeccionistas.

  • Dificultades con el manejo de situaciones estresantes.

  • La capacidad de detectar sutilidades en el ambiente.

Recordamos aquí que la alta sensibilidad es un rasgo de personalidad, no una enfermedad o una patología o problema de índole psicológica. Para muchos ser tan sensible es una putadilla, una característica irritante que nos complica la vida. Por eso muchas veces nos sentimos como un “bicho raro” o tenemos la sensación de no encajar con el resto del mundo, y caemos en la tentación de iniciar una terapia que nos ayude a cambiar algo que no es modificable.
Desde la perspectiva terapéutica de La Psicóloga Online, la intervención psicológica o terapia no es necesaria en absoluto. Simplemente se debe analizar para comprender y aceptar esta característica sensorial. Validar a la PAS por lo que es y hacerla entender que tal vez ni ella ni el mundo puedan cambiar, pero que sufrir no debe de ser una consecuencia derivada de su condición sensorial, sino una elección personal que, en este caso, no merece la pena tomar. Es mejor intentar disfrutar de un don que sí, te hace más vulnerable, pero también maravillosamente humano.

La relación de pareja (y amistad) con una Persona Altamente Sensible

Hasta ahora hemos hablado de que ser PAS es algo complicado de llevar en algunas ocasiones y en determinados contextos con sobreestimulación sensorial, pero relacionarse con una de estas personas también requiere de cierta habilidad y paciencia.

Para poder conocer a una pareja (amigo o grupo de amigos) que de verdad se acoplen de un modo positivo a la creación de un vínculo significativo y estable, una PAS debe haberse conocido antes a ella misma. Es decir, es esencial haberse trabajado dentro del rasgo y saber cuáles son esos puntos o momentos de saturación, cuáles son sus límites y haber aprendido también a respetarse y cuidarse.
Muchas veces las PAS refieren grandes fracasos sentimentales en su vida, como si una y otra vez terminasen siendo heridos por el mismo tipo de situaciones y personas. Esto ocurre porque desconocen su condición de alta sensibilidad. Una PAS que no entiende bien que le sucede, que no se ha parado a escucharse o que ni siquiera conoce sus puntos de saturación, difícilmente va a crear relaciones sanas en las que se sienta bien y en positivo. Por eso es importante tomar conciencia de lo que sucede, aceptarlo, cultivarlo y tenerlo presente para poder construir una relación con valor positivo con otras personas.

Una vez trabajado este rasgo de alta sensibilidad individualmente, podremos intentar tener relaciones más gratificantes con otras personas. Las PAS muchas veces se sienten fuera de lugar, y por tanto, es conveniente que busquen sus relaciones dentro de círculos que no tengan que ver con situaciones, contextos o personas que no les hacen bien o que los saturan. Es muy importante (y lo sé por experiencia propia) respetarse y no colocar al enemigo a nuestro lado. Si no nos conviene, simplemente dejémoslo ir y busquemos el lugar más confortable para nosotros y nuestra forma de ser.

Qué personas convienen más a una PAS

Las PAS siempre estarán mucho más cómodas teniendo a su lado a personas que en algún grado tengan una sensibilidad similar a la suya. Fracasar es lo más probable si intentamos compartir la vida con personas que no poseen capacidad empática o de reflexión.

El gran caballo de batalla para una PAS es el no entendimiento, por eso no solo necesitan escuchar de sus seres más cercanos que las comprenden, necesitan sentirlo. Muchas veces las PAS nos rendimos en una relación simplemente porque sentimos que hemos perdido la batalla antes de empezar a pelearla y preferimos el camino fácil a tener que volver a hacernos entender por alguien que sabemos que está lejos de nuestra manera de comprender la vida.
Es muy importante que seamos conscientes de que la persona que tenemos a nuestro lado tiene que crear junto a nosotros una situación de cercanía, felicidad, igualdad, intimidad y coherencia. Por eso creo y así lo afirmo aquí, que las PAS aprendamos a elegir con qué personas queremos tener una relación porque pueden ser un apoyo único que no solo nos aporte la estabilidad que buscamos sino que además sean capaces de catalizar nuestro rasgo para que éste se desarrolle de una forma más amplia y positiva, que duela menos, que humanice más. Ese debe de ser el objetivo.

Cuatro pautas muy simples

Si tienes una relación con una persona altamente sensible, te felicito. Pueden llegar a ser personas extraordinarias al compartir su vida con alguien. Llegan a ver la vida de un modo distinto, más intenso, y pueden hacerte ver todo lo que te rodea desde un nuevo paradigma totalmente distinto al que puedes apreciar. Una PAS es un tesoro que tiene mucho que aportarle al mundo y a las otras personas.
Para que todo eso emerja, vamos a ver qué cosas podemos hacer :
⁣⠀
①⁣ ACEPTA Y VALIDA: Una PAS hace lo mismo que tú: evita las cosas que le hacen sentir mal. Solo tienes que entender que en su caso esto llega antes y con más intensidad. Una PAS no tiene la culpa de ser tan sensible, no puede dejar de sentir lo que siente respecto a los entornos con excesiva estimulación. Acéptalo igual que aceptas el color de sus ojos, va en el paquete. ⁣⠀
⁣⠀
②⁣ PÍDELE QUE TE HABLE DE LAS COSAS QUE LE MOLESTAN: Las PAS no son tontas y saben perfectamente qué es lo que les ocurre. Lo tienen totalmente identificado, pero no lo cuentan por miedo al rechazo social. Habla con tu PAS y pídele que te cuente qué cosas son las que le molestan y te sorprenderás del alivio que le proporcionarás solo con este amable gesto. Si además le haces saber de tu interés por evitarle malestar a pesar de que tú no percibes las cosas igual, te habrás ganado el cielo y toda su gratitud.⁣ También puedes ayudar en sus momentos de saturación indicándole que quizás ha llegado el momento de descansar. A veces incluso serás tú quién observe que a lo mejor está enfadado/a por hambre, sueño o cansancio físico. Es una manera de cuidarle.
⁣⠀
③⁣ RESPETA SU ESPACIO: Todos los seres vivos nos adaptamos al entorno, esta es una regla básica de la supervivencia. Pero no todos los hacemos igual. La alta sensibilidad es algo agotador y muy estresante por lo que una PAS en un entorno de sobreestimulación puede mostrarse enfadada, asustada o ansiosa. Simplemente se bloquea y su capacidad para reaccionar de manera racional se reduce porque solo busca escapar. Por eso las PAS necesitan tiempo y espacio para alejarse de la multitud. Respétalo.⁣⠀

④ CUIDA TU MANERA DE DECIR LAS COSAS: Las PAS son personas con una gran empatía. Muchas veces te verás sorprendido o sorprendida porque tu pareja sepa que te sucede algo aunque tú aparentemente no hayas dado ninguna pista sobre ello, o que sea capaz de intuir que algo no va bien con alguien. Por eso, porque tienen esa sensibilidad especial en relación a lo que les pasa a los demás, debes cuidar la forma en la que le cuentas ciertas cosas ya que no llevan bien el conocimiento de ciertas noticias sobre todo si tienen que ver con valores, injusticias, animales, etc.


Bibliografía recomendada

El don de la sensibilidad: las personas altamente sensibles
ELAINE ARON
Editorial Obelisco
ISBN 9788497772648

Ilustración utilizada en este post

©HULYA ULDEMIR⁣⠀

Fotografía Portada

©Bhai Rankar